Emigrar a Australia

Cómo mudarse a Australia

Emigrar a Australia es una decisión muy importante que implica un largo recorrido y que requiere de una planificación cautelosa para evitar gastos inútiles y posibles fracasos.

Según la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), Australia es el mejor país del mundo en el que vivir. Los datos reflejan lo ya mencionado: una tasa de crecimiento en torno al 4% anual, una tasa de desocupación del 5% y un salario mínimo anual de $37.000 dólares australianos. Las cifras no hacen sino animar a que cada año más de 350.000 personas hagan la maleta con destino a la nueva América con el propósito de de establecerse, conseguir un trabajo e comenzar una nueva vida en Australia.

No obstante, a pesar de que estos datos son datos veraces y fehacientes, el hecho en sí de emigrar a Australia como a cualquier otro país, puede conllevar algunas dificultades a tener en cuenta por una serie de motivos, entre los cuales la barrera lingüistica, la rígida selección por parte del Gobierno Australiano en temas de inmigración y en cuanto a la búsqueda de una ocupación.

Por esta razón, hemos decidido crear una guía introductoria al respecto.

El primer aspecto a tener en cuenta por parte de cualquier persona que tenga intención de comenzar una nueva vida en Australia es entender cuáles son las posibilidades reales, cuál es el proyecto a seguir y el itinerario o la ruta a definir. Pero antes qué tipo de visado es el que se adapta a cada situación personal.

INGLÉS

Como en cualquier país de habla inglesa, en Australia el inglés es absolutamente esencial. Adquirir un nivel de inglés óptimo será la clave de tu integración a nivel socio-laboral.

FORMACIÓN

Es importante estar cualificado en un sector o bien cualificarse en uno de los sectores demandados una vez estés en Australia.

DISPONIBILIDA
DECONÓMICA

Antes de emprender tu aventura en Australia es necesario que dispongas de recursos financieros suficientes para afrontar los gastos de manutención iniciales.

SELECCIÓN DEL ITINERARIO

Emprender un itinerario académico, conocer a las personas adecuadas, adquirir nuevas habilidades y encontrar un trabajo. Todos estos elementos son clave para que te mudes a Australia.

Emigrar a Australia – Si tienes menos de 30 años

Desde 2014 existe la posibilidad para todos aquellos que dispongan de la nacionalidad española de obtener un Work and Holiday Visa, que permite residir en Australia, trabajar a jornada completa en Australia durante un año y estudiar durante un máximo de 17 semanas. Eso sí, tendrás que ser uno de los afortunados porque cada año solo existen 500 visados de este tipo disponibles para ciudadanos españoles. Para el resto de países de América Latina los requisitos y el número de visados disponibles o no dependerá de cada país.

Una vez hayas llegado a Australia podrás encontrar trabajo en tu campo o bien podrás obtener una cualificación adecuada que te permita incorporarte en el mundo del trabajo. En algunos casos, es interesante valorar la posibilidad de cualificarse a través de un curso profesional con un visado de estudiante y después disfrutar al máximo de la Work and Holiday Visa.

Emigrar a Australia – Si tienes más de 30 años

La opción más común consiste en aplicar para obtener un Student Visa, que te ofrece la posibilidad de estudiar inglés o de realizar un curso profesional y trabajar durante 20 horas semanales. Podrás elegir si prefieres realizar un curso de inglés o si, por el contrario, estás más interesado en cualificarte en cualquier otro ámbito o en el campo en el que ya estás cualificado.

Emigrar a Australia – Con la familia

En el caso de que tengas una familia a tu cargo es necesario que consideres numerosos factores especialmente en lo que se refiere a los costes y gastos que se deben asumir.


La escuela es obligatoria desde los 5 a los 17 años y tiene un coste de $ 10000/15000 dólares al año. Sin olvidar la cobertura sanitaria, que en el caso de que sea familiar, tiene un coste mucho más elevado. Asimismo, los padres que lleguen a Australia con un visado de estudiante, solo podrán trabajar 20 horas semanales, por lo que además de lo mencionado anteriormente deberán considerar si los ingresos cubren el resto de gastos de manutención (casa, facturas, comida, etc.).


Si la idea es quedarse y establecerse aquí a largo plazo, primero habrá que analizar la situación familiar para decidir quién es el miembro del entorno familiar que va a tener mejores posibilidades para obtener un sponsor.

Normalmente es aconsejable emprender esta aventura por partes. Así, siempre es recomendable que un miembro de la familia llegue primero y, una vez se haya establecido, venga el resto de la familia, acogiéndose al propio visado.

Es importante recalcar que estas son solo indicaciones genéricas y que cada caso particular debe analizarse con profundidad.
Puedes consultarnos gratuitamente, escribiéndonos o llamándonos directamente.

Escríbenos para obtener más información

Nuestro asesoramiento es completamente gratuito

Nombre y Apellidos
Correo electrónico
Nacionalidad
Teléfono
Cuéntanos dónde quieres estudiar, cuáles son tus proyectos y te responderemos a la mayor brevedad posible.

Copia los caractéres a continuación:
captcha

Suscríbete a nuestro boletín

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestro equipo.

You have Successfully Subscribed!